El Sistema Penal Paraguayo… ¿Cómo funciona?

Publicado: 9 noviembre, 2011 en Sin categoría

        Hace unos meses culminó el curso de “Investigación Periodística y Hechos de Corrupción que comprometen al Sistema de Justicia en Paraguay”, dictado por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) y cuyo objetivo general es la actualización de periodistas en ejercicio, preferentemente asignados a la cobertura de las actividades del Poder Judicial, y complementar la formación de estudiantes de los últimos años de la carrera de Periodismo en las técnicas de investigación periodística y en el uso de Internet, con énfasis en los casos judiciales y hechos de corrupción que involucren al Poder judicial.

          El curso tuvo inicio a finales de abril, para el cual fuimos invitados a participar 10 alumnos de la carrera de periodismo. Se destaca que de los alumnos designados por la Universidad Autónoma, solo 2 culminamos el curso. Tras poco mas de 4 meses de capacitación, quiero referirme a uno de los temas que me resultó de mayor relevancia: El Sistema Penal Paraguayo.

          Para poder entender el funcionamiento del sistema penal, nos remitimos a indagar los aspectos criminológicos.

          A finales del siglo XIX, Césare Lombroso (considerado el fundador del positivismo biológico), desarrolla la teoría del “Hombre Criminal”, basando su estudio en características físicas como el tamaño del cráneo, estructura y tipología genética del hombre. A más de un siglo de tales hipótesis y pese a la aparición de otras ciencias como la psicología, la psiquiatría y especialmente el psicoanálisis, es notorio como la teoría de Lombroso ha trascendido de las aulas, donde se forman nuestros abogados, y se ha extendido a la sociedad mediante la estigmatización social del delincuente. Características como la pobreza, la raza, el aspecto físico (vestimenta, mirada, andar, etc.), hacen que supongamos la culpabilidad de una persona, sospechas promovidas por los prejuicios sociales, sin tener en cuenta el principio del Derecho a la Presunción de la inocencia.

         En el país se registran 112 encarcelados por cada 100.000 habitantes lo que hace que la población penitenciaria sea de entre 6 y 7 mil presos, lo que nos ubica en el país con menor índice de población carcelería de la región. En consecuencia, si todos los que cometen delitos están presos, ¿Por qué la sensación de inseguridad aumenta cada día y los asaltos, robos, hurtos y demás delitos y crímenes van en aumento?.

        Intentemos responder a esta cuestión en forma práctica y hagamos un calculo rápido: el funcionariado público, donde habitualmente se registran hechos de corrupción, está integrado por poco mas de 200.000 personas. De esta cantidad, ¿qué porcentaje ha recibido u ofrecido coima?. Siendo optimistas, supongamos que sólo el 5% de ellos lo ha hecho (es decir, unas 10.000 personas). Entonces, ¿porqué no están detenidas y condenadas estas personas?. La aplicación de la Justicia parecería ser arbitraria. Ya que el Programa Punitivo de la ley no se cumple. Estamos entonces frente a un “mito” jurídico en el que todos los que cometen delitos van presos.

         La criminología también propone otras falacias, una de ellas sostiene que las penas duras disminuyen los delitos. Recordemos el caso del secuestro y posterior asesinato de Cecilia   Cubas, antes de este hecho, las penas máximas por secuestro y privación de libertad, eran de hasta 8 años de cárcel. Tras el suceso, se modificó la Ley y se prevé hasta 25 años de reclusión como condena máxima por secuestro, solo que dicha expectativa no ha disminuido los casos de secuestros en el país.

         El papel del periodista en este campo es sumamente importante, ya que toda la información y los hechos que involucren al Poder judicial, son proporcionados a la sociedad a través de los medios. Un profesional del área de la comunicación no debe desconocer el Código Penal, fundamento del marco legal en el que se juzgan los hechos punibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s